Las vacaciones… Mejor leyendo

Cuaderno de Bitácora, 19 de junio de 2014:

La semana pasada hacíamos un post dedicado a los niñ@s con un cuento musical y como dentro de poco se acaba el colegio y las vacaciones están prácticamente a la vuelta de la esquina, no estaría de más, que entre baño y baño, los animáramos a leer un poco.

Y no me refiero a que “se obligue” al niñ@ a leer, sino que nos sentemos con ellos un rato (por las mañanas antes de que apriete el sol y sólo quieran estar metidos en el mar o por las tardes, cuando las temperaturas son menos asfixiantes) y le preguntemos qué libro están leyendo, si les está gustando la historia, quienes son los personajes y cuál es su favorito.

Por nuestra parte, no cerramos en verano, la Biblioteca estará abierta mañanas y tardes, y los préstamos serán de un mes para aquellos que se vayan fuera a pasar el descanso veraniego, así que podrán disfrutar de los rayos solares con la compañía de un buen libro, y como he indicado en el párrafo anterior, animando a los más pequeños a que les acompañen en su ratos entre palabras encadenadas.

No lo olviden: las vacaciones… Mejor leyendo.

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Pedro y el lobo: un cuento con música

Cuaderno de Bitácora, 12 de junio de 2014:

Acercándose ya las vacaciones de verano para nuestros lectores más pequeños, esta semana os queremos proponer que escuchéis un cuento con música.

Se trata de “Pedro y el lobo” escrito por el compositor ruso Sergei Prokofiev (Sóntsovka, 23 de abril de 1891 – Moscú, 5 de marzo de 1953) en 1936.

Basado en un cuento popular ruso, en la partitura musical cada personaje de la historia está representado por un instrumento musical: Pedro por las cuerdas, el lobo por las trompas, el abuelo por el fagot, el pájaro es la flauta, el pato por el oboe, el gato por el clarinete y los cazadores por los timbales y el bombo.

No les vamos a contar la historia, narrada en la voz de Rafael Taibo, para que la disfruten mejor:

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Shakespeare siempre Shakespeare

Cuaderno de Bitácora, 29 de mayo de 2014:

Queremos terminar el mes de mayo recordando la figura de el “Bardo de Avon”, o lo que es lo mismo, Shakespeare, del que se cumplen 450 años de su nacimiento. El pasado mes de abril se iniciaron en su localidad  natal numerosos homenajes a la figura del autor.

Otelo y Desdémona. Delacroix. Museo de B.A. Canadá. Otawa. C.1848

Cualquier actor que se precie, aspira a interpretar uno de los personajes del famoso genio británico, por ello sus obras han sido adaptadas innumerables veces para el cine de la mano de: Laurence Olivier, Orson Welles, el japones Akira Kurosawa, Kenneth Branagh o Richard Burdton por mencionar algunos de los más importantes.

También en la pintura se han plasmado sus personajes a través de los cuadros de John Everett Millais, William Holman Hunt o Eugène Delacroix entre otros.

Además de teatro (en Londres se inauguró en 1997 por la Reina Isabel II una réplica de “The Globe” el lugar donde el escritor solía estrenar sus obras) de la pluma del Shakespeare también salieron sonetos, de los que se han conservado un total de 154 – en la Biblioteca de Pilas pueden disfrutar de ellos en español y en su versión original para los que quieran practicar el ingles – y el poema “Venus y Adonis” basado en las “Metamorfosis” del poeta latino Ovidio.

Que no se nos enfaden los amantes de los números, también tenemos Shakespeare para ellos, por ejemplo, introduciendo su nombre en el famoso buscador Google nos sale 34.200.000 de entradas en 0,20 segundos (¡uff!), incluso hemos encontrado un video en Youtube que nos habla del dramaturgo en cifras:

Gran conocedor de la psicología humana, cuenta Nuria Espert que hablando con el director de teatro polaco Jerzy Grotowski, le comentó: “La gente no cree en Dios, pero Dios existe, y es Shakespeare. Solo Dios podría saber tanto del ser humano”.

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Fogatas de libros

Cuaderno de Bitácora, 22 de mayo de 2014:

“Los libros arden mal”, así se titulaba la novela de Manuel Rivas publicada en el año 2006. Para desgracia de la humanidad arden bien, demasiado bien…

En la entrada de hoy, haremos un repaso a las “fogatas” de libros que se han producido a lo largo de la historia y que han sido más o menos famosas por la cantidad de volúmenes o por su significado histórico.

Comenzaremos en el año 367, en el que Atanasio, obispo rebelde de Alejandría, ordenó la quema de libros religiosos que él no consideraba aceptables, los que quedaron son los que hoy forman parte del Nuevo Testamento.

Quema libros 3

Otra gran pérdida fue llevada a cabo por el religioso dominico Girolamo Savonarola. Su “hoguerita” destruyó el 7 de febrero de 1497, en Florencia una gran cantidad, tanto de libros, como de obras de arte y otros objetos que se podían considerar como “faltos de decoro” (por ejemplo, espejos, vestidos e instrumentos musicales). Es lo que se conoce como “Hoguera de las vanidades”. Para los amantes del arte, como vuestro querido Capitán, el monje no es especialmente querido ya que el fuego se llevó pinturas mitológicas de temas clásicos del gran Sandro Botticelli. El dominico finalmente bebió de su propia medicina, ya que al año siguiente fue él quien se consumió en el fuego.

También es tristemente conocido el “Auto de fe de Mani” localidad de Yucatán, México. El desastre fue ordenado el 12 de julio de 1562 por el misionero español de la orden franciscana Diego de Landa y ardieron “5.000 ídolos de diferentes formas y dimensiones, 13 grandes piedras utilizadas como altares, 22 piedras pequeñas labradas, 27 rollos con signos y jeroglíficos, toneladas de libros y 197 vasijas de todos los tamaños”.

Casi cuatrocientos años más tarde, el 10 de mayo de 1933 se produjo la quema de 25.000 libros “no alemanes” en la Opernplatz de Berlín, los libros no eran sólo de autores judíos, sino también de autores socialistas o pacifistas. “Aquellos actos, que congregaron a miles de espectadores en las calles y en los que participaron profesores y miembros de las SS, marcaron el inicio de la censura y la persecución de intelectuales que caracterizaron al régimen nazi”. Desgraciadamente, la quema de libros continuó hasta que se puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

Poco amigo de los libros fueron también los militares de la dictadura chilena durante el mandato del General Augusto Pinochet, sobre todo en su primera época, se destruyeron multitud de libros entre ellos de García Márquez (15.000 copias de su “Las aventuras de Miguel Littín clandestino en Chile”), Cortázar, Neruda o Vargas Llosa, por citar algunos.

Terminamos con la famosa admonición del poeta judio-alemán del siglo XIX, Heinrich Heine, (cuyos libros también ardieron en la Opernplatz): “Dort, wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen“: “Ahí donde se queman libros se acaban quemando también seres humanos”.

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La biblioteca de “El Griego”

Cuaderno de Bitácora, 15 de mayo de 2014:

Para cualquier historiador del arte es muy importante que se conserven el máximo de cuadros de cualquier pintor para saber qué derroteros siguió su vida artística, cómo evolucionó su pincelada, el color, la temática. Pero al igual que los cuadros, también es muy importante conocer su biblioteca: qué era lo que leía, de qué fuentes se nutría y cuáles fueron sus influencias artísticas a través, por ejemplo, de los libros de grabados.

En este año que se cumplen los cuatrocientos años de la muerte del pintor, Domenico Theotocopuli, El Greco; el Museo del Prado junto con la Biblioteca Nacional de España ha realizado una magnífica exposición, que se inauguró el 1 de abril y que estará abierta hasta al 29 de junio.

Las cinco secciones que vertebran el discurso expositivo reconstruyen el itinerario formativo del pintor y su consideración de la pintura como una ciencia especulativa. Mientras que el primer ámbito señala la importancia que la herencia griega tuvo para el pintor a lo largo de su vida, el segundo y el tercero recuerdan el papel fundamental que la cultura italiana desempeñó en su transformación artística. La sección más numerosa se dedica a los libros de arquitectura, que subrayan su interés por el carácter global de la arquitectura y su repercusión en la estimación de la pintura como arte liberal. La exposición termina con una breve sección sobre la imagen religiosa y muestra el libro “Flos sanctórum” de Alonso de Villegas, que contiene la primera mención impresa al pintor. […]

Entre libros, estampas y cuadros son un total de 56 obras que los organizadores pretenden que sirvan para aproximar al visitante a lo que el Greco leyó y escribió, a sus conocimientos y a sus reflexiones como vehículo para comprender las ideas sobre el arte de la pintura que subyacen en su obra. Fue Doménikos Theotokópoulos sin duda un pintor humanista, un intelectual renacentista con una visión culta del mundo y la vida.”

Les recomendamos que vean le vídeo, que nos aportan datos muy interesantes sobre las lecturas del pintor:

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Casi cien años de la mejor literatura

Cuaderno de Bitácora, 8 de mayo de 2014:

El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”; así empieza una de las obras más conocidas, entre otras, del recientemente fallecido Gabriel García Márquez, “Crónica de una muerte anunciada”; y aunque ya está dicho todo, o casi todo, sobre el gran escritor, la Biblioteca de Pilas también quiere rendirle un pequeño homenaje.

Colombiano de nacimiento (Aracataca, 1927) autor de más de 60 obras, entre novelas, cuentos y ensayos, fue periodista antes que escritor; ello le llevó a viajar por distintas partes del mundo: Rusia (que le inspiró su novela “El otoño del patriarca”, o Cuba, a la que se desplaza en 1959 después del triunfo de la revolución para trabajar en la agencia de noticias “Prensa latina” y donde forjó su amistad con Fidel Castro que duraría más de medio siglo.

En 1967 publicó en Argentina su gran obra “Cien años de soledad” una de las novelas más representativas del llamado “realismo mágico”; a partir de aquí, su vida cambia y el periodismo pasa a un segundo plano, aunque nunca lo abandonó. En el siguiente video del “IV Congreso Internacional de la Lengua Española”, Gabo contaba las peripecias sufridas hasta que salió la luz el libro.

En 1982 recogió el Premio Nobel de Literatura “por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real se combinan en un mundo ricamente compuesto de imaginación, lo que refleja la vida y los conflictos de un continente”, vestido con el típico atuendo blanco colombiano.

Decía de sí mismo: “soy uno de los seres más solitarios que conozco y de los más tristes, aunque resulte increíble”; nosotros estamos seguros que ha llenado de compañía a millones de lectores con sus historias y sus personajes. Como siempre les invitamos a que se pasen por la Biblioteca y se dejen seducir por la lectura, en este caso del gran Gabo.

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Poniatowska: Sancha Panza

Cuaderno de Bitácora, 30 de abril de 2014:

“El compromiso de cualquier escritor es escribir bien”, y eso es lo que hace Elena Poniatowska, flamante Premio Cervantes el pasado 23 de abril. De primer apellido difícil de pronunciar y aristocrático (su abuelo era sobrino del último rey de Polonia), el segundo rezuma lo mismo que su sonrisa: Amor.

PoniatowskaEs autora de cuentos infantiles, novelas, teatro y poesía; “cada vez que veo una falta de ortografía pego un brinco de aquí al cielo”; y ha declarado que “todo lo que he hecho se lo debo al periodismo”. Efectivamente, aunque nacida en Francia, a los diez años se trasladó a México a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, donde aprendió castellano gracias a su nana. Su carrera periodística comenzó en 1954 y todavía hoy día, a sus casi 82 años, escribe para el periódico mexicano “La Jornada”

Su consagración como escritora llegó sobre todo con “La noche de Tlatelolco” donde ofrece un brillante ejercicio periodístico sobre la matanza de estudiantes ocurrida el 2 de octubre de 1968 en ciudad de México.

En su obra habla de la gente común y corriente (desposeídos, niños de la calle, mujeres) “a la que pertenezco y a la que amo”; y fue a ellos a los que dedicó su discurso pronunciado en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá, ataviada con un traje indígena en rojo y amarillo confeccionado por las mujeres Juchitán (Oaxaca) y que utiliza para ocasiones especiales.

Al ser preguntada sobre la universal obra de Cervantes respondió: “Todos deseamos ser Sancho Panza para acompañar al Quijote”. Nosotros deseamos ser Elena Poniatowska.

Saludos del capitán Nemo, tened siempre un libro cerca… Alarga la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized